goteras archivos - Oikía

5 consejos para evitar filtraciones en las ventanas de tu domo

Ventanas, el eslabón infranqueable

Uno de los aspectos críticos y más complejos de la construcción de ventanas es su impermeabilidad. De tal modo, que una instalación mal realizada favorece la condensación. Lo cual significa que daña muebles, pisos, muros y principalmente la salud de las personas en su interior. Además del daño que producen las filtraciones en la estructura.

En el 2006 se publica la ley que regula la transmitancia térmica. Esta ley está destinada a reducir los costos energéticos en calefacción y ventilación de las construcciones chilenas. Aunque su objetivo es ciertamente ahorrar, también pretende generar eficiencia energética, autonomía y ser amigable con el medio ambiente. Este cambio de administración energética es un camino hacia el futuro.

A fin de que la condensación no se produzca, es necesario controlar dos grandes factores: la temperatura y la humedad del aire. Para ello, sólo podemos regular el interior a través de un buen manejo en los componentes de aislación, calefacción y ventilación de la casa. Es por esto, que debemos planificar previamente la construcción. Poner atención en la disposición de los elementos en armonía con el ciclo del sol. Orientar adecuadamente las ventanas hacia el sur (en este hemisferio). Y ubicar estratégicamente las habitaciones, en este mismo sentido de armonía, al interior de tu vivienda.

La intención es conseguir un hábitat sano. Que no requiera modificaciones de espacios posteriores, ni aparatosas soluciones para mantener su confortabilidad. Sin embargo, a pesar de lo anterior, cualquier esfuerzo se vuelve vano, si en la práctica tenemos filtraciones de agua a través de nuestras ventanas.

Algunos consejos

Las filtraciones de aguas lluvia pueden hacer de tu nido una cueva húmeda que atente contra la salud de tu familia. Por ello, los consejos que te daremos a continuación, permitirán que tu domo haga que el invierno se transforme en tu estación del año favorita:

  1. Toda el agua debe estar canalizada, las ventanas no deben recibir el caudal directo de la techumbre.
  2. Limpia las canaletas de las hojas: frecuentemente o al menos cercano a las primeras lluvias. La falta de limpieza de éstas pueden provocar pequeñas acumulaciones de agua o pozas temporales, que con el tiempo colaboran en que se genere una filtración.
  3. Si las ventanas están situadas en el techo, están en un ángulo mayor a 70° y/o no están protegidas de la lluvia directa, deberás sellar la unión del impermeabilizante (tejuela, corcho, bitumen, membrana, etc.) contra la ventana, cuyo marco usualmente es de madera, aluminio o pvc.
  4. En el caso del domo, las ventanas reciben la lluvia y el sol de manera directa, por lo que, tanto el tipo de sello como su aplicación son importantes, en general el sello debe soportar la luz solar, lluvia, nieve y tener elasticidad además de adherencia.
  5. En cuanto a las ventanas abatibles, es preferible no dejarlas por el lado que llega la lluvia directamente.

Si tienes dudas o estás buscando algún proveedor de este servicio:

Haz click aquí para enviar un mensaje directo


Haz click aquí para envíarnos un mensaje por correo electrónico


A %d blogueros les gusta esto: